.

.
AGOSTO ESCUELAS ABIERTAS

miércoles, 28 de noviembre de 2012

TARDES DE AJEDREZ EN EL KASTILLITO.


A medida que va cayendo la tarde y los rayos del sol van calmando su furia, van acercándose uno a uno los pioneros del ajedrez de Ciudad Bolívar a disfrutar de una tarde de ajedrez recreativo en el Kastillito del Che, sitio ya preferido por los amantes del juego ciencia de esta localidad, quienes se reúnen cada tarde, luego de cumplir sus jornadas de trabajo. En un extremo del establecimiento se amontonan los expertos jugadores quienes rigen las lentas piezas en el tablero,  generando un ambiente combativo entre ellos y de verdadero desafío. En el suelo al costado de las mesas reposan varios cocos vacíos,  es que el premio en cada ronda es precisamente un coco bien frío al vencedor, propicio para calmar el calor. A medida que van rotando los jugadores se escuchan frases con mucho fulgor y albedrío incitando al próximo participante. Trascurren los minutos y horas, a los lados del tablero montones de piezas capturadas se revuelven, es el momento donde el silencio reina, ya que la tensión aumenta por conocer al vencedor. Es que el ajedrez es precisamente eso, una fuente de acercamiento, facilita las relaciones de grupo e integra a las personas sin distinción de clase, nivel socioeconómico, ideológico, raza, sexo o credo religioso. Médicos, Abogados, Obreros de Mantenimiento, Buhoneros, Vigilantes, Educadores, Jubilados, se reúnen todas las tardes en el paseo Meneses de Ciudad Bolívar a disfrutar de una tarde de ajedrez acompañado de un rico coco frío para calmar la sed.
     Avanzada la tarde a medida que oscurece, se van retirando tal cual llegaron, sincronía que se repite a diario luego de disfrutar un rato de entretenimiento y de diversión. Muchos de los ajedrecistas que frecuentan este sitio llevan años circulando por la ciudad en busca de un lugar donde jugar una partida de ajedrez. Tiempo atrás existieron otros espacios emblemáticos del juego ciencia, entre ellos: Tostadas el Rincón, al lado del Hotel Laja Real, La Peña Caribeña, en el antiguo cine Caribe y el Club el Prado, en el Sector Cruz Verde. Esto sin dejar de mencionar a los precursores; tales como el antiguo Club la Torre en sus inicios, situado en el Paseo Orinoco y la Plaza la Comunidad de los colinas quienes eran los más frecuentados en otros tiempos.
Plaza de la Comunidad en Ciudad Bolívar, ubicada en el Paseo Orinoco, otro sitio de encuentro de ajedrecistas. 
 

1 comentario:

JUAN SUAREZ dijo...

Felicito de manera muy sincera a nuestros precursores del Juego Ciencia, quienes forman parte de la historia de este milenario deporte en nuestra querida Ciudad Bolívar, especialmente a Don Vicente, Don Guillermo, a Nasser, Orlando y al papá de la criatura el maestro de maestros Eduardo Santana. A los que se nos fueron y dejaron sus frutos en estos espacios emblemáticos César González, César Gil y Agustín Cabrera sus nombres sonaran por siempre en cada rincón donde se arme un tablero.